Por qué recomiendo un deshumidificador desecante para temperaturas bajas

Es una pregunta que muchos se hacen y es muy sencillo tiene que ver con el rendimiento de este tipo de aparatos

Veamos, los refrigerantes tienen un compresor que enfría el aire, este tiene una temperatura de entre 3º y 5º. Para que la deshumidificación sea efectiva la diferencia de nuestra estancia con la del compresor ha de ser grande. Solo así habrá condensación, por el alto contraste entre las dos temperaturas.

Lo que pasa es que los deshumidificadores refrigerantes como cualquier electrodoméstico es sensible a la temperatura ambiente por lo que:

  • Si la temperatura es muy baja la humedad no se condensará sino que se congelará en el condensador. Ahora muchos fabricantes los fabrican con sistema anti-congelación pero de entrada ya es un punto a salvar y a tener en cuenta.
  • Cuando la temperatura es más baja hay menos contraste entre la temperatura ambiente y la temperatura del condensador por lo que costará más condensar

¿Qué pasa con los deshumidificadores desecantes?

Que no son sensibles a la temperatura ambiente sencillamente porque no tienen condensador. Los deshumidificadores desecantes actúan por reacción química por lo que funcionan más bien a bajas temperaturas.

Podríamos decir que en estancias de menos de 15º como podría ser un garaje o un sótano lo más idóneo es utilizar un deshumidificador desecante.

¿Hay que comprar solo deshumidificadores desecantes?

No, a no ser que lo quieras para una estancia fría. La respuesta es que la gran mayoría de personas utiliza un deshumidificador dentro de casa y raramente se bajan de los 15º dentro de un hogar por lo que para el gran conjunto de usuarios es más interesante adquirir un deshumidificador refrigerante con más potencia y menos coste.

Deja un comentario